Historia de la pintura ①

¿Qué es la pintura?

刷毛塗装

 

 

¿Cuál es su imagen de la pintura?

Tal y como se menciona en el artículo “Sobre la pintura ①”, ¿no es común decir que pintamos el material no sólo para “proteger” y “hacer que se vea bien”, sino también para “añadir alguna función”?

 

Si quiere saber la historia de la pintura no sólo en español sino también en inglés, busque “Paint History” para encontrar un artículo sobre “historia de la pintura”.

Sí, la “pintura” también tiene el significado de las pinturas.

Explicaré la razón más tarde, pero la “pintura” y la pintura tienen una relación inseparable en su historia y desarrollo.

Por cierto, escriba “Paint Coating History” si quiere averiguar correctamente la historia de la pintura en inglés. Hay mucha información disponible.

 

 

Sólo recientemente se ha separado el rol de la resina, el pigmento, etc.

Los que vivimos en la actualidad, sabemos que la pintura se compone básicamente de resina, pigmento (y aditivo), y disolvente.

En primer lugar, parece que no existía la idea de pintar “algo” para proteger “eso” en la antigüedad.

 

“Algo” significa cerámica, armas e instrumentos rituales y de culto de la religión primitiva.

“Eso” es el asfalto natural (sólido o similar al alquitrán) o la laca que dejan los componentes volátiles del petróleo crudo al surgir en la superficie.

Sin embargo, parece que el asfalto tiene el rol de adhesivo y la laca el de color y adhesivo.

El componente de resina, que ahora se entiende como el elemento principal de la pintura, también tiene la función de pigmento para colorear los materiales.

Hasta cierto período de tiempo, se utilizaba como pigmento el color que el propio material tenía.

 

Es en el período que transcurre desde la época primitiva (hace unos 18.500 años) hasta la prehistoria (hace unos 16.500-14.000 años), cuando se pintan la cueva de Altamira y los Abrigos Rupestres de Bhimbetka (Patrimonio de la Humanidad de la India).

Estos lugares fueron pintados con pigmentos naturales, como pigmento de la tierra (amarillo y umber: marrón o marrón rojizo que contiene óxido de hierro umber y óxido de manganeso), óxido de hierro, carbón vegetal (negro), zumo de bayas, manteca de cerdo, sangre, hueso/calcio (blanco), etc.

Se dice que no existía la idea de la combinación de colores hasta que el filósofo griego Platón, quien vivió alrededor del año 400 a. C., mezcló dos colores para crear un nuevo color.

 

Parece que el color rojo (el color de la sangre) era reconocido como una fuente de vida por los pueblos antiguos. En el montículo de conchas de Torihama, en la prefectura de Fukui, se desenterró un peine de laca roja que fue confirmado como el más antiguo del mundo tras su datación por radiocarbono (C14). (También existe la teoría de que las ruinas de Kakinoshima, en Hokkaido, son las más antiguas).

Para los indios aztecas de América Central, el tinte rojo era más valioso que el oro, y tanto ellos como algunos chinos practicaban la curación con color con él.

El color bermellón, que se ha utilizado para la oración desde la antigüedad, no sólo representa la vida misma, sino que es también un color que contrarresta el poder mágico y previene las calamidades ancestrales. Se usa a menudo en palacios, santuarios y templos.

La materia prima del bermellón es el mercurio (tierra roja), que se ha utilizado durante mucho tiempo como conservante de la madera.

La madera se descompone, generalmente, porque los hongos que destruyen la madera viven de los componentes del árbol como nutrientes y lo descomponen.

Sin embargo, para que los hongos que destruyen la madera actúen y causen la putrefacción de ésta, deben disponer de agua, aire y tres ciclos de temperatura templada.

La madera está compuesta por un componente parecido a una red llamado celulosa y un componente pegajoso llamado caseína.

En una habitación interior no expuesta al agua, la caseína se descompone, haciendo que el árbol se vuelva más fino y cóncavo, mientras que sólo la parte de celulosa del anillo anual se vuelve convexa.

Sin embargo, la madera que se deja en el exterior, dependiendo del tipo de árbol, se descompone en un corto período de tiempo al estar expuesta a efectos de la intemperie tales como la lluvia y la luz del sol.

Se dice que el árbol llamado Akita Hiba, que crece en un entorno frío durante más de 200 años y tiene un intervalo entre anillos anuales muy apretado (intervalo de celulosa estrecho), aguanta más tiempo que el hormigón cuando se utiliza para las bañeras de los baños termales ácidos. (* Sin embargo, la durabilidad cambia si se incluyen ciclos de secado).

 

 

¿El pincel prehistórico era un dedo?

Mucho antes de que se empezara a pintar con pinceles, rodillos o aerosoles, las pinturas primitivas se pintaban con musgo, ramas mordidas y también con los dedos.

En Japón, se dice que los pinceles aparecieron durante la era Jomon (alrededor de los años 14.000-300 a. C.).

 

Esto se deduce a partir de la forma en que se habían pintado, con óxido de hierro rojo y color bermellón, los productos excavados de las ruinas. Es fácil suponer que eran de una naturaleza más primitiva que los pinceles y cepillos de hoy en día.

Los antiguos egipcios usaban la punta aplastada de la caña como pincel para pintar jeroglíficos.

 

Es fácil imaginar que los humanos, que comenzaron a usar el fuego, pudieran haber usado el carbón de las brasas como un lápiz.

Sin embargo, se cree que cuando en el mundo la caza era predominante, hace más de 10.000 años, las pieles de las presas se utilizaban para hacer ropa y las puntas de las colas para hacer pinceles (aunque no está claro que todo el mundo lo hiciera).

La etimología de la palabra pincel en inglés, (“brush”) viene de la palabra cerda (que en inglés, “bristle”, indica un pelo corto y rígido de cerdo o jabalí, generalmente recogido de la espalda o el cuello).

 

Después de esto, los seres humanos comenzaron a desarrollar la agricultura y la población aumentó drásticamente, inventándose y mejorándose durante ese proceso varias técnicas y herramientas.

Es probable que los murales budistas (frescos) de las cuevas de Dunhuang y Mogao, completados después del siglo IV, se pintaran con un pincel que había progresado considerablemente (teniendo en cuenta la delicadeza de las representaciones).

Parece ser que durante las eras Asuka y Nara (alrededor de los años 538-794 d. C.) se recogieron muchos pinceles y cepillos, incluyendo artículos de Asia continental. De lo contrario, el Kojiki o el Nihon Shoki no podrían haber sido escritos, y el Santuario Tamamushi tampoco podría haber sido creado.

 

El pincel moderno comenzó cuando occidentales estacionados en Yokohama y otras ciudades, después de los intentos del Comodoro Perry de abrir el país con los Barcos Negros, pidieron a los artesanos japoneses que hicieran copias de los pinceles que habían traído.

 

 

Estamos encantados de compartir este artículo con usted.

Esperamos sus comentarios.

Su dirección de correo electrónico no será revelada. Por favor marque el *

ARRIBA DE
LA PÁGINA